27 jun. 2008

GRUPO HUMANO

Pues sí, para vuestra desgracia y la mía me he equivocado y los putos rusos se comportaron ayer en el campo como lo que eran: futbolistas de poca monta. Yo esperaba ver once soldados soviéticos luchando contra los invasores africanos y tan sólo encontré eso, futbolistas.

En fin, ¿qué le vamos a hacer?.

Lo mejor de la selección española de fútbol, en lo que todos coinciden machaconamente es en algo indiscutible, son un grupo, es decir y según la R.A.E., una puralidad de seres o cosas que forman un conjunto, material o mentalmente considerado. Pero lo mejor de todo no es el hecho fantástico de que constituyan un grupo, lo más destacable es que son un grupo humano. Es decir, un grupo perteneciente o relativo al hombre; propio de él; comprensivo, sensible a los infortunios ajenos. Yo pensando todo el rato que venían de Marte, que eran robots o simios de última generación y resulta que son seres humanos: admirable.

Es evidente, no hace falta repetirlo, todos tenemos a estas alturas muy claro que somos los mejores. Quiénes, en qué, acerca y en cuánto a qué son preguntas que sólo hace un malintencionado como yo. El caso es que junto al resurgir de los toros, los manifiestos en defensa del idioma español, las derrotas del Barça y Camacho como comentarista deportivo sólo nos faltaba que, además, España ganara y jugara bien al fútbol. Esto es una catastrofe de impredecibles consecuencias.

Ahora, en estos difíciles momentos, uno ya no sabe si importa lo que pueda suceder en la final del domingo. Marca editorializaba hoy al respecto dejándolo muy claro: Gane quien gane en la final, España es el mejor equipo de la Eurocopa.

Un antiespañol como yo sólo puede acabar este artículo pensando en algo diferente al fútbol. Ahora que por fin ganamos se me ocurre pensar en otra cosa, como soy. Dos referencias de la prensa del día de otros dos antisistemas maledicentes:

"Ser decente es una lata. Implica creer en la dignidad del ser humano y todo eso. Hay cosas (explotar a un semejante, por ejemplo) que una persona honorable no puede permitirse. ¿Pero a quién no le apetece echar de cuando en cuando una cana al aire? Los padres de familia tradicionales (ejemplares, por lo general) tenían para desahogarse el burdel, donde azotaban el culo de las chicas o pedían a las chicas que azotaran el suyo. ¿Por qué no hay burdeles para que las personas virtuosas descansen de su ejemplaridad? Pues sí los hay: ahí está el Parlamento Europeo, donde llegas un día agobiado por las obligaciones morales características de un político honesto, y te puedes permitir el lujo de votar una jornada laboral de 60 horas semanales. Sesenta horas semanales de trabajo son una perversión, como practicar el sexo con correas y lavativas. Equivalen a 12 horas diarias, sin contar los desplazamientos. Porno duro, en fin. ¿Pero a quién no le apetece de vez en cuando despendolarse un poco? ¿Quién no alberga en el fondo de su alma fantasías sadomasoquistas? Pues ahí está el Parlamento Europeo para dar salida a todas estas necesidades. Pongamos que usted, pese a ser un individuo cabal, ha soñado en alguna ocasión con tener en un sótano a un niño, jugar con él durante equis meses y luego abandonarlo en cualquier país. Pues eso lo puede votar ahora mismo en el Parlamento Europeo. Y quien dice un niño dice un hombre hecho y derecho. Coger a un negro, qué maravilla, y encerrarlo una temporada por hambriento, para que aprenda, sin consecuencias de ninguna clase. El burdel es una institución absolutamente necesaria. Reconocer su existencia significa reconocer el lado oscuro del hombre. Si bien no tenemos nada contra sus clientes, nos gustan las personas que, como Borrell u Obiols, se niegan a utilizar sus servicios."
Juan José Millás, 27-06-2008

"De: Ignorantes supinos
Para: Prepotentes del PSOE
Asunto: Asco o pena

En España no se podía retener a alguien durante 18 meses: ahora sí. Puede que no lo hagan o puede que sí, pero han votado esa infamia. En otros países, que no tenían fijado límite, la situación mejorará. Aquí no. Y ya vuelve la famosa prepotencia del PSOE. Somos los ignorantes supinos: los que ignorábamos las bondades de la OTAN y sus bombardeos, los que ignorábamos que el Estado de Derecho se defiende en las cloacas, los que ignoramos que lo mejor para los inmigrantes es un Guántanamo aquí mismo. Da usted pena, presidente: vaya a que se lo miren
." RAFAEL REIG

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...