23 jun. 2008

ALIENACIÓN (II)

Quizás porque vi el Italia-España alejado de fervores patrióticos (más allá de los pocos que yo puedo lucir); Quizás porque tampoco sufrí ruidosas celebraciones; Quizás porque ni siquiera presté atención a las voces de esos grandes profesionales que son los comentaristas deportivos del grupo Prisa, mi intención era hoy escribir un artículo positivo, que hablase de esos curritos (como el Kojuelo y el Lorca) que hoy se encaminarían al matadero diario para sobrevivir a sus deudas y a sus esperanzas dejandose su salud y su vida, como cualquier lunes, pero felices y quizá hasta con una sonrisa. Desde luego a ellos no se les va a olvidar la crisis, como mucho la dejarán estar hasta la próxima compra o la próxima letra. Porque ¡qué cojones! Todos tenemos derecho a un poco de circo de calidad (yo también, y por eso me alegré de que esa pandilla de malcriados con camiseta roja ganase a esa otra pandilla de malcriados con camiseta azul).

Pero la cosa ha llegado demasiado lejos, vale que en la radio y en la televisión no se hable de otra cosa, vale que los presentadores e invitados dejen salir lo peor que llevan dentro (patrioterismo, incultura, desfachatez y desvergüenza a partes iguales), vale que masas de futboleros se pasen la noche gritando y celebrando una victoria en los penaltis como la recuperación de un destino imperial (el pasado sábado ya me crucé con tres rapados que gritaban por Murcia “¡Arriba España! ¡España 1 y no 51)... Todo eso era de esperar, viene de serie, pero ver la imagen de ZP en cuatro, felicitando y entrevistando a Zapatones (todo mi respeto a este viejo que todo el mundo considera loco y a los que como él desayunan un carajillo y una copa de reparo) y a Casillas (el más discreto de esa generación de chavales, que apegados al tiempo que les ha tocado vivir, ha dado la cantera del Real Madrid) ha hecho que olvide todos mis sentimientos positivos y que se reavive en mí el odio visceral a un espectáculo lamentable que ya Franco supo utilizar como medio de manipulación.

Lorca, tu teoría de la conspiración no sólo es manifiestamente cierta, sino que además ZP utiliza directamente la imagen de la selección para apuntarse un buen tanto (aunque la imagen de Zapatones y ZP ocupando toda la pantalla no fuese nada estimulante).

Esperemos que estos chicos sepan cumplir con su misión histórica y pierdan sin dignidad ninguna ante Rusia, porque si no, ya estoy viendo a ZP y a todo el P$OE apelando al espíritu de la roja, de la gran selección española de fútbol, ese ejemplo de valentía, casta y superación propias de nuestra raza para sacar al país de esa desaceleración de nada que tiene temblando a más de uno.

Aunque, tal vez, si pierden contra Rusia el gobierno se saque de la manga un decreto fulminante que nombre a ZP seleccionador nacional de fútbol y a Zapatones presidente del gobierno... Y así, que el villano se coma el marrón.

PD. A pesar de lo anterior el jueves veré el Rusia-España y no podré evitar desear que ganen los malcriados de rojo, es el peso de mi educación sentimental.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...