24 feb. 2010

CONTAMINACIONES y la combatividad juvenil



-Juan Iglesias: Secretario General Unión Juventudes Comunistas de España (UJCE).
-Pedro José Acosta: Estudiante de Filosofía.
-Daniel Carmona: Dpto. de Economía Agroambiental, Ingeniería Cartográfica, Expresión Gráfica en la Antropología y Antropología Social, Área de Antropología Social.
-María García y Virginia Ramírez: Estudiantes 4º Periodismo.
-Paula Pérez: Estudiante Doctorado Antropología Social y Cultural.

Desde hace siglos esa parte de la sociedad a la que llamamos juventud ha sido señalada como el origen de miles de problemas y como el fin de nuestras mejores costumbres. Pero qué es la juventud, es un grupo objetivo y bien delimitado, una construcción social, son los jóvenes rebeldes o adocenados, nada o todo esto junto…

Esas son cuestiones cuya respuesta exige reflexión y estudio. Pero hay datos que dibujan a este colectivo como uno de los más frágiles de la sociedad, entre quienes tienen de 16 a 29 años la tasa de paro ronda el 30%, dato que explica bien que la tasa de dependencia entre los 16 y los 34 años esté cerca del 70%. La generación joven mejor preparada de la historia de España encuentra ante sí un panorama de precariedad laboral y dependencia familiar casi indefinida, situación que se agrava ante los envites de la crisis económica. Los jóvenes se han convertido en fuerza de trabajo cualificada dispuesta a trabajar en las peores condiciones: Becarios, sin contrato, por menos de 300€ mensuales, ocupando puestos de profesionales recién despedidos…

Ante esto cual es su actitud, su capacidad de movilización, organización y lucha, han renunciado a la política identificándola con la partitocracia, o tal vez buscan nuevas formas de organización y lucha, ¿resurgirá la juventud como polo de lucha de esta crisis económica, prefiriendo hacer política antes de que otros la hagan por ellos?

21 feb. 2010

Afirmo...

Afirmo que la clase política es el reflejo de la sociedad y analizando su comportamiento no veremos reflejado sino cuales son las aspiraciones de nuestros conciudadanos. De este modo es como debemos entender los múltiples desmanes de la clase política en los últimos tiempos, esto es, corrupción que resulta más escandalosa si cabe debido a la situación de crisis que algunos están viviendo. Pues bien veamos las aspiraciones de unos y otros, a ver, escojamos a una persona que represente a aquellos que son parte del motor económico, esos que hacen inversiones valientes que producen riqueza y puestos de trabajo, esos que nunca podrían ser calificados de gandules, Gerardo Díaz Ferrán, o los grandes promotores, nuevos ricos que se paseaban con jovencitas vendedoras de amor barato por esos resorts que ahora dan quiebra y piden ayuda del estado o lo que es lo mismo, del dinero de todos. Y de esos otros empresarios que sacrificándose por las familias de sus trabajadores, sobornan a las distintas consejerías de medio ambiente para seguir vertiendo residuos y dinamitando cabezos y parajes naturales, pero que ni por asomo estarían dispuestos a cumplir aquella vieja reivindicación de las 8 horas que data nada menos que del siglo XIX. O por el contrario veamos cuales pueden ser las aspiraciones de esos grandes defensores de la moral y la civilización europea entre los que incluiríamos al obispo de Granada, hombre dispuesto a violar y maltratar el cuerpo de la mujer porque sólo ella podría matar a un niño que aún ni ha nacido. Escojamos ahora la de los otros, la de esos políticos triunfadores como superMaría Aznar que ahora van sacando el dedo a unos epifenoménicos protestantes, o la de ese alcalde de un lugar del campo de Cartagena cuyo nombre no debo mencionar y que tras ser puesto ante los juzgados y un escarceo sexual, es defendido por magistrados y ensalzado como gran hombre de familia. Y ya por fin esa juventud, esa juventud triunfadora pero progresista como la que representa Leire Pajín, engalanada en la pasada entrega de los Goya con un vestido que en otro tiempo sólo se hubiese puesto una duquesa y que ahora visten las grandes musas del socialismo, ejemplo para esa juventud que viene empujando con fuerza. Todo esto es lo que triunfa, y eso me preocupa, demasiado mala es nuestra cultura si esos son sus frutos.

11 feb. 2010

La disciplina del nuevo capitalismo


Corren días inciertos para la economía de la Unión Europea. Los países bálticos se desangran, después de una fulgurante carrera de privatizaciones y un espectacular crecimiento macroeconómico, las prácticas especulativas tocaron techo más o menos al mismo tiempo que en el resto del mundo y las cifras empezaron a caer en picado, eso sí, si el crecimiento apenas repercutió en la gente de a pie, las medidas de reajuste frente a la caída la atacan directamente. Grecia es harina de otro costal, es miembro de la Unión Europea desde 1981 y forma parte de la llamada eurozona, las agencias internacionales de evaluación de deuda (las mismas que dijeron que las hipotecas basura eran un negocio seguro), entidades privadas que pueden poner en la picota a economías semiperiféricas como la griega o la española (por más que nos creyéramos lo de ser la octava potencia mundial), bajaron la calificación de su deuda a BBB+ (esto quiere decir que cuando Grecia saca bonos de deuda al mercado internacional de capitales tiene que ofrecer un interés mucho más alto que cualquier otro país europeo, intereses a los que en realidad no podrá hacer frente con su ritmo de crecimiento, so pena de quedarse sin financiación). Resultado, en uno de los países con un mayor movimiento de izquierdas, capacidad de movilización e históricamente más refractario a las reformas neoliberales, la Unión Europea toma las riendas de la economía, algo que a nadie le parece una atentado contra la democracia pues hace tiempo que se asumió la “despolitización” de la economía, y anunciando que no será menos estricto de lo que lo sería el FMI empieza exigiendo la drástica reducción del déficit público, para empezar de más del 12% al 8% en un año, los recorte salariales y de políticas públicas ya están en marcha auspiciados por el socialdemócrata Papandreu.
Y pareciera que estas medidas “de excepción” son un modo de disciplinar a economías como la española y la portuguesa, el aviso ha sido claro y directo a la línea de flotación de la economía financiera (o tal vez de ficción) española, hace unos meses una de las agencias de evaluación de deuda nos bajó la calificación, fue el primer toque de atención, durante la semana pasada los rumores sobre la deuda española hicieron que se disparasen sus intereses y la bolsa tocase fondo, un ataque menos simbólico que el infringido colocando a Zapatero junto a Grecia y Letonia en Davos. Un mensaje casi amenazante de cara a la reconfiguración de la división internacional del trabajo (que es en lo que quedará esa famosa refundación del capitalismo). Para confirmar esto llegaron el premio nobel de economía Paul Krugman, el comisario Almunia (¿será esta su venganza? ¿o es sólo una pieza más del puzzle?) o el economista jefe del FMI Olivier Blanchard anunciando que para recuperar competitividad tendríamos que bajar los salarios, recortar el gasto público y reducir las “rigideces” no salariales de nuestra economía. La apresurada respuesta del gobierno español a estos mensajes no necesita comentarios y muestra la eficacia de la violencia real y simbólica que el capitalismo internacional ejerce.
¿A dónde nos lleva esto? Desde luego es cierto que nuestra situación no es comparable con la de Grecia, por eso nuestra economía no está directamente intervenida, la presión y el control indirecto de los organismos que representan los intereses de los grandes capitales es suficiente, pero con la que nos puede caer, me gustaría contar con la capacidad de movilización y lucha de los movimientos políticos griegos.

P.S. Ayer la actualidad nos regaló un triste ejemplo de cómo la historia se repite y donde hubo tragedia pone comedia (no menos trágica, la verdad), Letonia en su aún alocada carrera privatizadora sacó a subasta un lote que venía a significar la venta de un pueblo abandonado que no hace tanto fue una base de radares, primero soviética y luego rusa, en un país donde muchos rusohablantes no tienen la nacionalidad por negarse a hacer un examen de historia y lengua letona y viven en un limbo legal, sabéis quien ha comprado el pueblo… Pues sí, efectivamente, una empresa Rusa. La otra cara de esta historia es Cuba, allí, al sur de La Habana existía una ciudad parecida a la letona, una antigua base de radares soviéticos que el gobierno de Putin decidió desmantelar y que el socialismo cubano contraviniendo las más elementales normas económicas y humanitarias no sólo no sacó a la venta al mejor postor, sino que la transformó en una gran Universidad de Ciencias Informáticas.

De necios que gobiernan ciudades hermosas



¡No a la ordenanza municipal de la convivencia!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...