4 jun. 2008

COLABORA CON NOSOTROS

No sé si conoceréis una revista muy útil que sé llama la Guía del Ocio. En esta revista puedes encontrar mucha información de restaurantes, espectáculas teatrales, musicales y de toda índole. También tienes todas las carteleras de cine de España, por provincias. Imaginarse el curro que es meter en la revista y en laweb todos los horarios de los cines de España. Mucho.
Para eso es necesario personal, porque la revista tiene que estar lista el jueves para salir el viernes. El curro es muy poco gratificante, se trata de meter en un programa los horarios que los cines (en el caso de la cartelera que es el único que conozco) te envían. También es fácil, muy fácil.
¿Cuál es la manera más barata de conseguir personal para hacer este desagradable trabajo? Becarios. Esta muy claro, le dices a la gente de la Facultad de Ciencias de la Información que va a trabajar en una revista como la Guía del Ocio y estos voluntariosos estudiantes ya se ven con unas gafas de pasta haciendo sesudas críticas cinematográficas. Llegas allí y te encuentras con la cruda realidad.

Ocurre que no sólo de becarios se puede vivir; primero porque estos son limitados y segundo porque el curro es una puta mierda y la mayoría huyen despavoridos cuando ven la naturaleza del trabajo. ¿Qué hacer?. Colaboradores literarios es la respuesta. Si, colaboradores literarios cuya función es picar la cartelera (muy literario, de Kafka).

Este es el contrato de un colaborador literario en la Guía del Ocio (Tanzania Media S.L.):

-1. Tanzania Media S.L. y D. Fulano De Tal , manifiestan su mutuo acuerdo en que este último (el fulano) preste a Tanzania Media S.L. sus servicios profesionales como colaborador literario para el portal "www.guiadelocio.com".

-2. D. Fulano tendrá plena libertad para la elección y tratamiento de la temática de sus colaboraciones (mentira), siempre y cuando dicha temática tenga relación con las líneas generales de contenido de "www.guiadelocio.com". (plena libertad para picar carteleras)

-3. La Dirección de "www.guiadelocio.com" tendrá plena libertad para valorar la calidad de las colaboraciones presentadas por D. Fulano y en el supuesto de que a su juicio no reunieran la calidad suficiente podrá decidir su no utilización. Así mismo, Tanzania Media S.L. tendrá plena libertad para ceder el uso de estos contenidos a terceras empresas con las que Tanzania Media, S.L. mantenga acuerdos de colaboración.

-4. Como contraprestación por las colaboraciones que hayan sido utilizadas, D. Fulano, percibirá la cantidad que previamente hubiera acordado con la Dirección de "www.guiadelocio.com", en base a la calidad, extensión y sección de cada colaboración respectiva. Para el cobro de su contraprestación D. Fulano, al finalizar cada mes natural facturará a Tanzania Media, S.L., el importe, previamente acordado, de las colaboraciones que hubieran sido utilizadas durante el mes correspondiente y será abonada por Tanzania Media, S.L. previa deducción de las retenciones fiscales correspondientes, en los primeros quince días del mes siguiente. (¿no se hacen contratos para rubricar lo que se ha acordado?).

-5. Como reconocimiento de la capacidad profesional de D. Fulano éste no queda por el presente documento bajo relación de dependencia alguna con Tanzania Media, S.L., si bien se compromete al estricto cumplimiento de las instrucciones que sean dadas por la Dirección de www.guiadelocio.com, en razón de las necesidades materiales de cada momento respecto a la periodicidad, extensión, plazo de colaboraciones, etc.

-6. El presente contrato por su específica naturaleza, excluye totalmente la relación laboral entre Tanzania Media, S.L. y D. Fulano.

-7. En cualquier momento una de las partes podrá dar por resuelto el presente contrato, con la comunicación por escrito a la otra parte en tal sentido.

A mi me habían dicho cuando era pequeño que gracias a la lucha obrera el empresario se había visto obligado a dar derechos, que hasta ese momento, negaba al trabajador. Derechos como jubilación, seguridad social, estabilidad laboral, salario justo. Creo que en estos momentos vivimos una situación tal de regresión en ese aspecto que la ley de la selva está a la vuelta de la esquina.

Lanzo una pregunta: ¿es culpa de las empresas o de una legislación permisiva que da lugar a despropósitos como este que acabo de narrar y que viví en primera persona?. En este caso fui yo el que dí por resuelto el presente contrato. Pero yo podía hacerlo, realmente no necesitaba el trabajo, sólo pensé que podía haber algo interesante en él. ¿Qué ocurre con las personas que puedan necesitar ese trabajo?.

¿En qué condiciones trabaja la gente hoy?

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...