19 abr. 2008

Mientras haya música, seguiremos bailando

¿Qué harías si un día te dicen que tienes una enfermedad mortal y que, poco a poco, tu cuerpo va a ir degenerando pero que, hasta el día de tu muerte, vas a conservar una lucidez intelectual completa? Yo, no lo sé. Lo único que sé es que me gustaría parecerme un poco a Carlos Cristos, el protagonista de la mejor película hecha en España en los últimos tiempos, "Las alas de la vida". Sólo se puede sentir gratitud y perplejidad por la fortaleza de un ser humano que, al margen de enfermedades, es un ejemplo vital para todos aquellos que pensamos en la importancia de construir un mundo mejor, más humanista.
En el cine como en la literatura se necesita, más que de ningún otro ingrediente, algo que merezca la pena ser contado. Cuando una película reflexiona sobre la muerte, con la profundidad que lo hace esta, cuando la religión, la enfermedad, el dolor y la dignidad se tratan con fuste y, al mismo tiempo, te conmueves, lloras y ríes. Entonces, estás delante de una grandísima película que no deberías perderte.

"Mientras haya música, seguiremos bailando; y si es posible con una sonrisa".
Carlos Cristos

LORCA

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...