4 jul. 2008

UN POCO DE CINE

Kojo, tienes que ver la última del Haneke. No, es broma. Primero porque yo no he visto ni la primera versión ni la de ahora. Segundo, porque después de 'La Pianista' no le pienso recomendar una película de este señor a nadie. Más suavecita, aunque con el mal rollo siempre presente, es 'Cache'. Esta última me gusto mucho y si la recomeindo.

Con lo que he leido y podido ver de este genio con ganas de joder que es Michale Haneke os recomiendo que disfrutéis de otro genio con menos ganas de dar por culo, Peret: "Alegría, si queréis tener, cantar, alegría de vivir/Para disfrutar, cantar/Canta y sé feliz/Si la canción que yo canto, no te llena de alegría,/por más cosas que te diga/No sirve de ná/Si no tienes quien te quiera, ni a quien decirle te quiero,/buscar amor con dinero/No sirve de ná/Si eres tan inteligente, que nadie puede entenderte,/enfadarte con la gente/No sirve de ná/Si al sol no puedes tumbarte, y en paz tomar una copa,/decir que estás en Europa/No sirve de ná/No sirve de ná, no sirve de ná, no sirve de ná".

También es posible que termine por ver 'Funny Games'. No sé si la primera versión, la segundo, las dos, doblada o subtitulada (a los puristas me los como de dos en dos J.P.), y acabe de mala hostia pero con ese placer oscuro que se experimenta cuando se sienta uno delante de una tele (muy raramente de una pantalla de cine) y es absorvido por unas imágenes que te hacen pasarlo mal, ver cosas que si ocurrieran realmente delante tuya nunca superarías, pero que como están filtradas por una pantalla, tu cerebro conduce directamente a ese enorme terreno, donde coloca todas las cosas que vemos, para al poco tiempo guardarlas en un cajón donde se van depositando, sin orden ninguno, todos esos impulsos visuales que nos inundan constantemente. Se trata de un material imperecedero que no sabemos en que se puede transformar pero que raramente aparece después de ser metabolizado.

No sé muy bien hasta donde llega esta película pero la trilogía de la venganza de Park Chan-wook con; Sympathy for Mr. Vengance; Oldboy y Sympathy for Lady Vengance, es cojonuda y también juega con las partes más oscuras de nuestra detestable especie animal. No se trata sólo de violencia sino de decadencia, hasta que punto puede llevar un ser humano a otro a la decadencia moral, que es mucho peor que la física. Si no entendeis lo que digo prestar atención al final de 'Old Boy'.

Mucho mejor Peret.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...