8 may. 2008

¿QUÉ ES LA MODA?


De principio, se podría decir que es aquello que más se repite en una determinada estructura (grupo, sociedad, etc.) apoderándonos así del significado que el término obtiene en la estadística. Pero, si nos adentramos en este concepto vemos como la moda es un proceso más complejo de lo que a simple vista parece o pensamos.

La moda viene a clasificar a la sociedad en clases, tiene ese poder clasificatorio en su concepto. En primer lugar, las clases superiores o dominantes, debido entre otras cosas a su poder adquisitivo, son las que ponen de moda algo, un objeto, un tipo de vestimenta, etc. Posteriormente, y en segundo lugar, la clase social con poder adquisitivo para hacerse con la prenda entra a formar parte de la moda y así sucesivamente hasta que todo el mundo pueda hacerse con esa prenda debido a la bajada de precio que sufren los objetos con el paso del tiempo.

Nos encontramos por tanto, en un proceso de imitación el cual, proporciona al individuo la seguridad de no hallarse solo en sus actos. Pero ocurre, que las clases superiores en el tiempo que las clases bajas han comprado la prenda, han cambiado de vestimenta, pues no pueden llevar la misma ropa ni compararse con esa gente, puesto que como no son igual de “importantes” tampoco lo pueden ser con respecto a la moda.

Este ciclo provoca al final que conversen varias modas en una sociedad pues antes de que termine ya empieza la otra. Esto da lugar a los grupos, es decir, que cada uno se clasifique con un grupo de pensamiento, deporte, etc., y vistan de una manera determinada para ser identificados. Por eso como decía “Balzac”, la indumentaria es la expresión de la sociedad.

La primera reacción ante una nueva moda es el escándalo, luego se sigue y por tanto gusta y una vez que se sigue, todo lo anterior es horrible, es decir, la moda rechaza lo anterior. Pero en ningún momento descubrimos una razón material que explique la moda. "A veces ésta son cosas tan feas y repelentes que no parece sino que la moda quisiese hacer gala de su poder mostrando como en su servicio, estamos dispuestos a aceptar lo más horripilante, y no cabe pensar otra solución que la de estar sometida a las leyes objetivas de la estructura económica". (1)

Ahora podríamos plantearnos el problema de la Idea o concepto de “belleza”. Si algo participa de lo bueno y de lo bello, no puede dejar de ser bello porque haya sido sustituido por algo que imaginemos más bello que él. Estaríamos de acuerdo que lo segundo sería el doble de bello pero lo primero no dejaría de serlo. A no ser que tuviéramos en mente dos tipos de belleza: la eterna y la particular (moda).

Luego también se nos plantea el problema de la anti-moda, y es evidente que la misma combinación obtenida por una extremada obediencia a la moda se consigue oponiéndose a ella. Si ir a la moda es imitación de algo, ir en contra de la moda es imitar lo mismo, pero con signos inversos. Mientras la moda exagera cada elemento, la anti-moda lo niega. Pero, hasta puede ocurrir que en círculos enteros dentro de una amplia sociedad, llegue a ser moda el ir contra ella.

Volviendo a un problema anterior, vemos como las marcas tienen un poder absoluto entre los ciudadanos de nuestra sociedad y éstas crean modas.

Probablemente en la moda la “ética” es la etiqueta de una chaqueta o de un pantalón y llegamos al error de juzgar o prejuzgar a “seres humanos” nada más que por su “ética”, es decir, por su etiqueta o marca. Pero como dice “Simmel” a la moda lo único que le importa es cambiar para maximizar sus fines y no tiene en cuenta nada más.

En la moda no existe progreso sino que hay una belleza sublime en lo muerto, es decir, la moda recupera modas muertas y olvidadas. Por tanto no existe ningún tipo de progreso por mucho que nos quieran vender y revender. El progreso en la moda no existe.

“No puede decirse que la moda sea algo antinatural – puesto que la forma vital de la moda es natural al hombre en cuanto ser sociable-; pero cabe decir que lo antinatural pueda llegar a subsistir, al menos en forma de moda” .(2)

Como hemos visto es difícil librarnos de la moda por no decir imposible, que es un término que no me gusta usar por determinados factores que no vienen al caso. La moda es como la muerte, nadie puede escapar a ella y tarde o temprano te llega.

DAVID RUBIO GARCÍA (KOPI)

(1) J. Simmel; Filosofía de la moda.

(2) J. Simmel; Filosofía de la moda.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...