6 may. 2009

¿UNA IZQUIERDA DE COMBATE O EL COMBATE DE LA IZQUIERDA?


Acudir a la manifestación del 1º de Mayo en Elche es una oportunidad excepcional para encontrarse con esos conocidos a los que casi nunca ves y para disfrutar de las sombras de un parque municipal que por unas horas se convierte en un espacio auténticamente popular y deja de ser un escaparate de palmeras para guiris extraviados en el camino entre santa Pola y Benidorm. Pero sobre todo para tomar el pulso a los movimientos sociales de izquierda.

Unas mil doscientas personas recorrieron las calles que separan “las chimeneas”, en el límite del barrio obrero de Carrús y el parque municipal, pasando por el centro (comercial) de la ciudad.

Este cortejo mostraba la división y la manipulación del movimiento obrero español.

Encabezando la marcha, sólo, quizá despistado, pero sobre todo orgulloso un viejo militante con una enorme bandera del PCUE-PCUPV, partido ya inexistente que fue el germen del PCPE-PCPPV, que iba casi al final de la manifestación. Tras él, el grueso del cortejo estaba formado por militantes y simpatizantes de UGT y CCOO, sindicatos que podríamos llamar oficialistas, integrados en las estructuras del estado con la finalidad de respaldar y cubrir de legitimidad unas políticas laborales siempre a la baja. Tal es la influencia del poder en estas organizaciones que a pesar del clima social, el proceso casi culminado de desestructuración del tejido industrial ilicitano y la sombra de una mayor flexibilización del mercado laboral, no hubo gritos ni proclamas críticas contra el gobierno, los eslóganes de las pancartas no hablaban de empleo o derechos de los trabajadores, pedían el desbloqueo de la ley de dependencia por parte del gobierno regional del PP, reclamación más que justa por otro lado, pero que ejemplifica la distorsión y manipulación que desde el sindicalismo oficial se hace del exiguo movimiento obrero.

Detrás de los sindicatos, como si los vigilasen de cerca, una pequeña representación del PSOE local encabezado por el alcalde Alejandro Soler (con una causa judicial abierta por pagar publicidad del PSPV con dinero del ayuntamiento), que desapareció disimuladamente en cuanto los medios de comunicación locales certificaron su efímera presencia. Las juventudes socialistas, cada vez menos jóvenes y en absoluto socialistas iban precedidas de una batucada que con su ritmo e imagen altermundista servía de disfraz perfecto para una organización vacía de ideología y probablemente de ideas. Muy tímidamente se atrevían a gritar alguna consigna, sus preferidas fueron, “¿dónde están no se ven los obreros del PP?”... Deberían saberlo… Ellos, estudiantes de la privadísima CEU Cardenal Herrera… Están en su casa, en Carrús, decepcionados con la política del PSOE, abandonados por el ayuntamiento y desmovilizados premeditadamente desde los años ochenta. La otra más utilizada fue “¡Información, manipulación!”, esta le resultó especialmente graciosa (lo vi con mis propios ojos) al reportero de la SER… Interesante grito si además añadimos que el secretario general de los jóvenes socialistas, estudiante de periodismo y ya director de Radio Jove Elx me pidió hace un par de meses que “obviase” la noticia sobre el procesamiento de Soler en el programa Ecos Urbanos que realizamos mi compañero de piso y yo (por supuesto hablamos del tema).

Pero por suerte la manifestación no acababa ahí, de hecho todo era muy diferente a partir de la pancarta de IU, banderas republicanas, consignas reivindicativas y siglas muchas siglas, EU, PCE (m-l), I.A. IPV. PCPE-PCPPV, MUP-R, PUT, HOAC, FS de Elche… Casi la mitad de la manifestación se escondía entre esta amalgama de letras, y sin embargo por separado, tras su bandera particular, que pocos parecían.

Ya en el parque municipal la dispersión fue aún mayor, los del Foro Social en su rincón, aislados, para conservar su pureza, los seguidores de muchas siglas absorbidos por la multitud parecieron desaparecer, pero IU, PCE (m-l) e IA colocaron sus puestos de camisetas y propaganda política (uno no puede evitar pensar que se han convertido en pequeñas empresas de merchandising político…) en el mismo espacio, a la entrada del recinto dónde se leyeron los discursos convencionales por los sindicatos oficiales, y aunque algunas miradas eran hostiles, por un momento pudimos soñar que la reconstitución/reconstrucción de los movimientos sociales era posible.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...