13 may. 2010

CONTAMINACIONES, LA MEMORIA HISTÓRICA Y LA CONSTITUCIÓN:

Aquí os dejo la penultima edición del programa de radio "Contaminaciones".

Contamos con la colaboración de:
-Rosario Tur: Dpto. de Arte, Humanidades y Ciencias Sociales y Jurídicas, Área de Derecho Constitucional
-Jordi Barrat: Profesor Titular de Derecho Constitucional de la Universidad de Alicante
-Berta Milán: Educadora Social en Elda
-Virginia Ramírez: Estudiante de Periodismo

Aún cuando la corrupción y el desánimo democrático parecen haberse adueñado de nuestro sistema político, el análisis de las razones de semejante situación sigue por lo general enfrentándose a un último tótem intocable, al parecer portador de todos los valores y virtudes que no encontramos por ningún lado en nuestra democracia: se trata de la Constitución de 1978. Cuestiones como la reforma de la ley electoral, la sucesión masculina en una institución tan peculiar como la monárquica, o la transformación del Senado en una cámara verdaderamente territorial donde se den cita todas las sensibilidades nacionales, han podido corregir la Constitución todavía.

Durante 32 años nos han contado que la transición fue modélica, que la Constitución aprobada en 1978 cerraba las heridas de la Guerra Civil y la crueldad de cuarenta años de represión y miedo. Sin embargo ejercer derechos tan democráticos como reformar la Constitución que el pueblo se dio a si mismo levanta tantas animadversiones como pretender recuperar de una vez para siempre lo que hemos venido en llamar la memoria histórica, acabando con las fosas comunes en las cunetas de tantas carreteras y nuestra propia y odiosa ley de punto y final. Es necesario que quede claro y que seamos contundentes: no se trata de reabrir viejas heridas como afirma la derecha más rancia de este país, se trata de cerrarlas con dignidad por todos aquellos que, como nuestros abuelos, yacen envueltos en cal viva junto a la tapia de algún cementerio.

¿Y Paracuellos, las iglesias quemadas y otras barbaridades republicanas…? Podéis en engañosa correspondencia pensar, no se trata de recuperar una memoria para olvidar otra, se trata de ser ecuánimes, el franquismo magnificó y utilizó los llamados “crímenes de la república” para minimizar los crímenes propios y justificar un orden político ilegal nacido de un golpe de estado y sustentado en la represión política. Para que cicatricen las heridas debemos acordar sobre la historia, y esto pasa por reconocer qué fue lo que realmente paso: y lo que pasó han sido cuarenta años de silencio y manipulación.

Entonces por qué resulta tan complicado incluso hablar sin sobresalto sobre estas cuestiones, probablemente nadie lo ha explicado tan bien como el profesor Viçens Navarro: “Lo que está ocurriendo en España no es “inexplicable”, como se ha escrito. Es muy explicable, pues es consecuencia del enorme dominio de las derechas en el proceso de la Transición inmodélica que determinó una democracia muy incompleta y un bienestar muy insuficiente. Su oposición a conocer el pasado se explica porque el que controla la visión del pasado controla la hegemonía intelectual del presente. Y esto es lo que ocurre en nuestro país.”



No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...