18 nov. 2009

CONTAMINACIONES Y EL MUNDO DESPUÉS DE LA CAIDA DEL MURO DE BERLÍN


Pinchando aquí podéis escuchar la segunda edición del programa de radio "Contaminaciones".

El tema central de este programa son las consecuencias de la caída del muro de Berlín. Debatiendo sobre estas cuestiones podéis escuchar a Enrique Conejero, profesor de Ciencias políticas en la UMH, cubano, nacido en Moscú para más señas y defensor a su manera de las teorías del "fin de la historia" y a Enrique Santiago, abogado, Secretario General de CEAR hasta 2006, miembro del Consejo Político Federal de IU y del comité Federal de PCE, además de Secretario para la Refundación de IU.

En este "Contaminaciones" colaboran también: Fernando Miró (Dpto. de Arte, Humanidades y Ciencias Sociales y Jurídicas, Área de Derecho Penal de la UMH), Vicente Rodríguez (Vendedor ambulante de ropa), y Ana López (Traductora e interprete).

A continuación os dejo el editorial que se puede escuchar en este programa:

El veinte aniversario de la caída del muro de Berlín ha traído una orgía de celebraciones, reportajes periodísticos, entrevistas a los protagonistas políticos y un sin fin de loas a la libertad, pero se ha hablado muy poco de las consecuencias reales de la desaparición del bloque socialista.

Vivimos en un mundo en el que se habla mucho de partidos, pero poco de política. El sueño del supuesto “fin de la historia”, que hubiera deseado Fukuyama y toda la derecha neo-capitalista, no ha alumbrado un mundo más justo ni seguramente más libre: según la FAO, cada seis segundos, ¡¡seis segundos!! muere un niño por hambre, ¡¡cada seis segundo!!

Por su parte el discurso de la gestión, la tecnocracia y las bondades del mercado barrieron del escenario político la discusión sobre los modelos de crecimiento y han llevado, como afirma el antropológo George Balandier, “al fin de lo político en provecho de la gestión dispersa de los hombres y de la administración múltiple de las cosas”. Paradójicamente el triunfo de la democracia ha supuesto, como insiste este autor, en el fin de los sistemas representativos o, por los menos, la crisis de la representación. Así, el político no se representa ya más a que a sí mismo y no habla más que por sí mismo, haciendo que los representados no se estimen como tales y no estén implicados ya por la adhesión, sino por la emoción. Este planteamiento ideológico supuso el fin de los movimientos asociativos, vecinales y sindicales como fuerzas contrahegemónicas y transmisores de la voz de la calle.

Por eso en “Contaminaciones” queremos debatir sobre el pasado, el presente y el futuro de nuestra sociedad, una sociedad en la que aún quedan muros y vallas por derribar.


Raúl Travé/Antonio Miguel Nogués

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...